to "i" or not to be

comunicación innovación cultura

COMPARTIR : UN DESAFIO PARA EL PERIODISMO [35]

with 2 comments

Es un lugar común decir que la crisis económica esta acelerando el cambio de modelo del negocio de los medios de comunicación basados en intercambio de audiencia por publicidad. La crisis ha desinflado la tarta de la publicidad pero el auténtico quid de la cuestión es internet y el acceso masivo a la posibilidad de distribución de contenidos gracias a unas vías cada vez más rápidas, amplias y baratas.

Este escenario, todavía embrionario, a pesar de los datos de uso de internet en 2009 que publica Royal Pingdom, se cierne como una amenaza para quien permanece atado a los esquemas del periodismo analógico. Las organizaciones que han construido su mercado en las últimas décadas cierran filas, ante la caída de la publicidad, para defender como sea las cuotas de audiencia (y de poder) a pesar de que los lectores de pago envejecen, y los más jóvenes desertan de la tele atraídos por la fascinación de una pantalla cada vez más interactiva (y más individual – 2.0).

Pero este panorama es también una oportunidad para abrir brecha en el status quo. Recomiendo en este sentido la lectura del último libro de Castells “Comunicación y poder” donde, además de ofrecer su versión de porque estos dos acostumbran ir bien amarraditos (con perdón de María Dolores Pradera), da cuenta a través de varios gráficos de las relaciones que retroalimentan a los diferentes agentes del entramado comunicacional (contenidos, entretenimiento, información, canales de distribución, buscadores, publicidad…).

Si internet fuera un canal unidireccional que ofreciera a los medios el acceso a una audiencia global sería un escenario idílico para los conglomerados que dominan la distribución de contenidos. Pero la red es multidireccional, y si algo la define es la carencia de orden, a pesar de Google (no olvidar que nacio en 1998). Esto facilita como nunca antes en la historia el acceso a la distribución de contenidos a cualquier usuario. Frente a un mercado maduro como el de los medios de comunicación tradicionales donde es casi impensable hacerse hueco, no hay más que ver el enorme esfuerzo que constituye sacar adelante un periódico nuevo, internet sigue siendo un mundo en expansión. Y este territorio digital puede importar soluciones de la metrópoli colonizadora, pero estas van a ir siendo sustituidas por las que descubran sus nuevos habitantes (nativos o inmigrantes, como dice la jerga). Estamos ante una hoja en blanco.

¿Cómo proceder? ¿Hay reglas de oro? Si hubiera una, me atrevo a decir que esta pasaría por un desafío innovador, propio de la 2.0: cómo hacer de la práctica de compartir una fuente de creación de valor. Hemos sido educados en construir barreras de acceso, en proteger nuestro patrimonio o nuestra información (“valgo más por lo que callo que por lo que cuento”, dice un amigo periodista), y en cerrar el paso a la competencia. Y ahora internet se abre como un océano de contenidos, tan inabordable como exuberante, pero donde podemos encontrarlo todo y gratis. Donde las personas colocan su conocimiento, y este viaja entre conocidos y desconocidos, a través de una pasarela llamada “perfil”. Apenas, un dispositivo cada vez más barato, y el pago de una conexión también cada vez más cuestionada, porque empezamos a pensar que “tenemos derecho” a acceder a internet, y que lo que está en la nube es de todos.

Un mercado nuevo, unas reglas de juego por inventar (y consensuar), y la posibilidad de acceder a millones de personas. ¿Hay algún medio de comunicación que no quiere intentarlo?

Written by albertobokos

2010/01/25 a 19:05

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Por supuesto que todos los medios desean intentarlo. De hecho, ¿pueden hacer otra cosa que no sea intentarlo? La cuestión es saber en qué posición se encuentra cada uno en esta carrera de la experimentación. ¿Cómo distinguir tendencias sólidas de experimentos más o menos afortunados? No es un tema menor. El debate entorno al modelo de cobro de los contenidos, por ejemplo, ha generado inversiones millonarias en muchos medios, que enseguida han visto la necesidad de replantearse esta estrategia.
    Cambios de modelo de negocio asociados a los profundos cambios de paradigma que estamos viviendo.
    Gracias por la reflexión, Alberto.

    Pilar

    2010/01/26 at 21:59

  2. […] decíamos hace unos días el modelo productivo de la era internet se basa en una regla de juego nueva: la interacción,  su […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: