to "i" or not to be

comunicación innovación cultura

Planeta innovación [3]

with 3 comments

Jonathan Zander

Estoy preparando un post con una relación de algunos de los próximos eventos de innovación que pueden resultar interesantes, tanto en el ámbito local como internacional. A medida que actualizo la relación, y a pesar de mis intentos de hacer una lista accesible, la relación va creciendo y creciendo. Evidentemente unas dosis de catalogación, ordenando los eventos por lugares, fechas, temas podría ayudar a sistematizarla y hacerla comprensible, y hasta interesante. Se podría incluso listar por orden alfabético, siguiendo las enseñanzas de Julio Cortazar, Bernardo Atxaga, Georges Pereç y otros juntaletras.

Pero me temo que el vaso se desborda, habrá que editar varios post. Varios post con listados de convocatorias de lo más variopinto.

Y ahora pensemos desde el lector. Además de que entras en este blog, con todos los que hay… ! (Os agradezco el esfuerzo, continuad en ello, y sobre todo no os olvidéis de que con las IP estáis localizados. Anoto las presencias, y con rotu fosforito las ausencias). Decía que entrabas en este blog y te vas a encontrar con varias listas, con un montón de enlaces, que, si de verdad quieres enterarte de algo, tendrás que abrir, y abrir, y abrir ventanas (no solo en la red). “Y NO tenemos tiempo para otear tanta información. Ok, compro, somos multitareas, pero, pero, pero ¡ya vale de tanta innovación!”, dirá alguien.

En medio de esta reflexión me llega el enlace del libro “Planeta web 2.0. Inteligencia colectiva o medios fast food“. Ha salido hace casi dos años y yo me acabo de enterar. Uno no sabe si estos descubrimiento se sitúan en el ámbito de las revelaciones, algo así como decir “he descubierto el Poema de Gilgamesh“, o es una cosa déjà vu, tipo “que pasada el ultimo número de Ragazza“, que parece estar más allá de las lecturas recomendables. Como dice su prologuista, Alejandro Piscatelli, “en este mundo en movimiento siempre quedamos rezagados”. En cualquier caso, el texto de Cristobal Cobo y Hugo Pardo sigue aportándonos horizonte, e incertidumbre (van de la mano). Y nos va a servir para iniciar la sección de “retroinnovación” de este blog. Un ejercicio de relectura, una resistencia a la actualidad frenética que rellena vacíos “con” nadas agregadas.

La actual disposición digital de crecientes cantidades de información inmediata, y una “sobreoferta de cientos de herramientas intentando captar usuarios / generadores de contenidos” en palabras de Gobo y Pardo, es el nuevo territorio, el nuevo market space. La dinámica online se asienta en la complejidad (fractal), un espacio liquido, sin fronteras (quizá los idiomas). Y la vida offline es, cada vez más, proyección de lo online. Con una hiperactividad y competitividad creciente, donde paradójicamente el espíritu colaborativo también es nuclear (y en clave “clásicos-blog” no nos podemos olvidar que “los mercados son conversaciones“).

En este nuevo territorio reflejo se apalanca la construcción de oportunidades (de negocio, y más) a través de jornadas, conferencias, encuentros… De conectividad en definitiva. Y de identidad fractal, produciendo híbridos comunicativos con impactos muy personalizados. No hablamos de información (inabarcable), sino de metabolizarla, de conexión aplicada, de construcción de valor compartido, percibido, mestizo. En un mercado con agentes también nuevos, sumamente propositivos (Google apenas acaba de cumplir 10 años), y lo social, los valores van a marcar la diferencia.

Estar al tanto, dedicarse a producir… no es suficiente. Ahora hay que “estar en/con” De modo online, y también de forma presencial. Los buenos sherpas lo saben y lo practican. Identifican los lugares que merecen la pena, valoran cada operación, tejen red, se implican (o sea aportan), y sobre todo “están en/con”. Por eso va a ser necesario abrir ventanas, y continuar abriéndolas.

La relación de los eventos del “planeta innovación” en próximas entregas.

La imagen tiene como título “779px-Red_Vortex_Apophysis_Fractal_Flame”, y es de Jonathan Zander, aquí mas.

Written by albertobokos

2009/05/02 a 08:01

3 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Repasaba ayer “Begiz Begi” que ha editado BBK estas navidades, con algunas de las ascensiones de Alberto Iñurrategi y espléndidas fotografías y me perdía en la inmensidad de La Montaña (inventada algún tiempo antes que la inmensidad de la Web 2.0.). Así que tu imagen de los sherpas me ha llevado otra vez a Begiz Begi.

    Y la referencia al “Fast Food” me recordaba unas palabras de Alberto sobre este libro: “Lo que pretendo es que la gente piense, reflexione, sobre esa forma de viajar tan parecida al fast food,
    en la que lo relevante parece ser visitar un país para volver a casa cargado de imágenes, sin pararnos a
    pensar un segundo qué es lo que significan cada una de las miradas que se han cruzado en nuestro
    camino”

    Me lo aplicaba a mí mismo, en esta ascensión tan cansada. El mapa está sin duda en las miradas que se van cruzando en nuestro camino, y que a veces con las prisas y la precipitación queremos atrapar en una instantánea, en un tag de delicious, en un enlace en Facebook.

    Como también dice Alberto, “mendia ez da gailura”, y los buenos montañeros son los que saben dar la vuelta cuando el hacer cumbre entraña excesivo riesgo o sufrimiento para cualquier miembro de la cordada. Un pensamiento que estos días me acompaña.

    Así que me parece excelente tu decisión de dejar para otro post la relación de eventos, si por el camino nos dejas pensamientos como el de hoy.

    guiller

    2009/05/03 at 10:55

  2. Montes y cumbres, resuenan a la Itaca de Kavafis. Fast es el tempo de la innovación, pero ¿significa “allegro” o “no te pares que no tenemos tiempo”? Los sitios internet pueden ser las estaciones de paso, donde los viajeros van escribiendo mensajes en las paredes de silicio.

    Alberto

    2009/05/04 at 09:08

  3. No puedo resistirme a conversar cuando algunas de mis pasiones (situaciones, medios y personas) están directa o indirectamente involucradas en este post. Iñurrategi y otras tantas personas extraordinarias tienen la virtud (el don) de hacer sencillas las cosas que, aparentemente, son tremendamente costosas. Hay gentes que, simplemente, te hacen la vida fácil porque forma parte de su ADN. ¿Por qué te juegas la vida para subir estas montañas? La pregunta se la han hecho miles de veces (yo misma en alguna ocasión) “porque están ahí, porque me apetece, porque sé que tengo una vida que jugar, y quiero hacerlo a mi manera”.

    pilar

    2009/05/12 at 23:10


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: